TRANQUILIDAD ORANGE: VAMOS A CONTAR MENTIRAS TRALARÁ…

Ahora que vamos despacio, (bis)
vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
Vamos aaaa contaaaaar mentiiiiras.

Al contactar con el servicio “Tranquilidad” de Orange me ha venido al pensamiento esta antigua canción popular ¿Por qué? Bueno… si eres cliente de Orange, posiblemente lo podrás comprobar, como yo, si tienes la paciencia suficiente y les dejas actuar.
Al César lo que es el César… lo primero y más importante, todo un detalle de agradecer, es que en Tranquilidad Orange te atiende personal nacional, con lo cual se facilita bastante el entendimiento mutuo:

– Buenos días (o lo que sea…), te atiende “alguien” desde Tranquilidad Salamanca ¿En qué puedo ayudarte?

Lo de “Tranquilidad” debe ser para que te relajes durante la conversación, suena como más “zen”, más “feng shui”, para que te quedes tranquilo, porque soluciones, lo que se dice soluciones, no te van a dar. Buenas palabras, posiblemente sí… soluciones más bien no… Cuando acabas la conversación te das cuenta de lo absurdo de la pregunta “¿En qué puedo ayudarte?”. Lógicamente, te dan ganas de decir; “¡En nada, seguro!”, pero comenzar así la llamada no parece tener mucho sentido. En fin, eres educado y planteas el “problema”, la duda o lo que proceda… el motivo por el que has llamado, vamos… Bueno, no le he dicho todavía pero, para llegar a Tranquilad Orange tienes que sortear a la máquina diabólica que te hace varias preguntas para decir el destino final de tu llamada. ¡Tranquilidad alcanzada! Bueno, no. No has alcanzado la tranquilidad, simplemente has logrado que la máquina te derive a ella… Ahora vamos al meollo de la cuestión…

– ¿En qué puedo ayudarte, Francisco?
– Sí, hola, buenos días “interlocutora”, verás… me habéis entregado el terminal que tenía en reparación (estaba en garantía… bueno, está en garantía) pero me ha llegado sin la bandeja porta SIM y, como comprenderás, pues no lo puedo utilizar…
– Claro, es cierto. Sin la SIM no puedes utilizar el teléfono.

 Ves… Ya te dan la razón para que te quedes tranquilo…

 – No te preocupes que abro una incidencia y en el momento que sepamos algo, te llamamos…

Aquí podría dejar un amplio espacio en blanco para simular la espera hasta recibir la llamada, pero entonces se acabaría el cuento muy rápido. Mejor no…

El resto del día 26 de enero, el día D, transcurrió sin mayor trascendencia… Bueno, miento. Hubo una incidencia más, claro. Volví a llamar a Tranquilidad Orange para garantizar que no me cobrarían el uso de la línea mientras no pudiese pues eso, usarla. Antes de ese día, he de decir que envié mi terminal a reparación el 2 de enero y me entregaron uno de sustitución, igual que el mío, mientras duraba la reparación, pero que tuve que entregar para que me devolvieran mi terminal, claro.

Trascurren los días con calma y sin incidencias que reseñar, algo que ya es lamentable de por sí… vamos, que no me van a llamar desde Tranquilidad Orange…

Vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
Por el mar corren las liebres, (bis)
Tranquilidad Orange te llamará, tralará
Por el monte las sardinas, tralará
Y Tranquilidad Orange resolverá tu problema, tralará
Resolveráaaaa tu problemaaaaaa

Bueno, dicen que si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma… Pues toca llamar a la máquina diabólica otra vez…

– ¿Cómo va lo mío?
– Sí, Francisco, hay abierta una incidencia y estamos esperando respuesta del departamento correspondiente…
– ¿De qué departamento correspondiente concretamente?
– En este caso, Francisco, del departamento de Logística…
– Ah, vale… ¡Ya me quedo más tranquilo!

Vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
El departamento de Logística está en ello (bis)
Logística lo va a solucionar, tralará…
Lo vaaaaa a solucionaaaaaaaar…

Siguen transcurriendo los días sin mayor incidencia… o sin solucionar la incidencia, mejor… Pero el día que me voy a marchar de Madrid se está acercando peligrosamente. Y digo esto porque, una vez abierta la incidencia, no puedes, te dicen, variar la dirección de entrega porque el sistema no lo permite… ¿Houston? ¡Aquí Apolo XIII… tenemos un problema! Pero no hay que ser alarmista… Hay que pensar que queda una semana para que eso suceda y Tranquilidad Orange tiene abierta una incidencia… Enviar una sencilla “bandeja porta SIM” no debe ser tan difícil… Quizá con 24 horas sobre y baste… ¡Voy a llamar a ver cómo va lo mío! A todo esto, el tiempo transcurre con mi teléfono en “off”… mis contactos ya empiezan a extrañarse cuando no respondo a las llamadas, cuando ven vacía la sala de chat de LINE… y lo que es peor… ¿¿¿Dónde demonios hay una cabina???

– Buenas tardes, Francisco. Te atiende “zutana” desde Tranquilada Salamanca ¿En qué puedo ayudarte?
– (¡En nada, supongo, como habitualmente!) Esto… hola, “zutana” quería saber cómo va lo mío… sí, mi incidencia esa que hay abierta…
– Sí, correcto, tienes abierta una incidencia…

Se agradece que te den la razón con el tema de tener abierta una incidencia. Es loable… muy loable… lo hable quién lo hable, es muy loable…

– La incidencia está abierta desde el día 26 de enero. Nos consta que el departamento de logística le enviará mañana miércoles la pieza que le falta…

Vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
Logística te envía la pieza mañana, tralará
Mañana tendráaaaaaaaaaas la piezaaaaaa

Ya estamos a jueves… y a viernes… y la bandeja… ¿Dónde estará mi bandeja? ¡Anda, mira… como Manolo Escobar!:

Mi bandeja me la perdieron, estando en el taller
mi bandeja me la perdieron, los de HTC es su taller
¿dónde estará mi bandeja?. (bis)
¿dónde estará mi bandjea?. (bis)

me dicen que la quitaron, para arreglar el terminal,
creyendo que la pusieron, me enviaron el terminal.
¿dónde estará mi bandeja?. (bis)
Donde quiera que esté, mi bandeja es mía,
porque sin ella, mi terminal no funciona
si la llego a encontrar, vendrá conmigo,
en mi móvil, por fin, para toda la vida.

Le digo por el camino, hablando con los de Orange,
que si no me llevan mi bandeja, les abandonaré de por vida.
En mi bandeja deposité, mi esperanza
y en mis noches de amor, llevé la luna
preguntando busqué, por todas partes
y por fin la encontré, en una tienda on-line.

Es sábado se me ocurre una cosa: ¡Voy a ver cómo va lo mío!:

– Buenas tardes, Francisco. Soy M… de Tranquilidad Orange ¿En qué puedo ayudarte?
– (¡En nada, imagino!) Sí, M… ¿Cómo va lo mío?
– Tu incidencia está abierta y el departamento de Logística es quién la tiene que resolver…

Vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
Logística resolverá tu incidencia, tralará
Logística la resolveraaaaa

– Pero puedes tomar nota, por favor, de que el lunes 9 es el último día que voy a estar en Madrid. Te lo digo porque me decís que la dirección de entrega no se puede variar ¿Verdad?
– Sí, es correcto. No te preocupes que yo anoto que se te entregue antes de las cinco de la tarde del día 9…

El lunes tendrás la pieza, tralará
El luuuuuunes la tredraaaaaas

A todo esto, y dado que estaba ya empezando a marear a mis contactos con tanto aparecer, desaparecer y volver a aparecer en la sala de chat (alguien llegó a pensar hasta que le estaba bloqueando y todo…), decido coger un móvil de segunda mano para ir tirando, poco a poco, sin agenda, contactos, aplicaciones, etc…porque en breve tendré operativo mi terminal y todo volverá a la normalidad… ¡Ja,ja,ja!
El lunes 9 es un día intenso de trabajo. Mi prolongada ausencia en el mismo a partir de ese día, tiene un poco la culpa. Como era de esperar, Logística no cumple…

Logística resolverá tu incidencia, tralará
Orange te dará tranquilidad, tralará…

El tiempo pasa… Ya falta poco para cumplir un mes desde el día D. Es 11 de febrero y decido preguntar ¿Cómo va lo mío?

– Buenos días, Francisco. Te hablo desde Tranquilidad Salamanca ¿En qué puedo ayudarte?
– (Ja, ja, ja… ¡En nada, me temo!) Esto… sí… ¿Cómo va lo mío?
– Verás, Francisco. Nosotros abrimos la incidencia y es el Servicio Técnico el que nos indica qué hacer…

El Servicio Técnico resolverá tu incidencia, tralará
Logística ya no intervendrá, tralará…
Me c@#@ en vuestra raza, tralará…
Me estáis tomando por g#@¡!#, tralará…

JOB. De ahora en adelante, cuando llame a Tranquilidad diré que mi nombre es JOB, el alma mater de la paciencia.
El día 12 me levanto con bastante energía y fuerza suficiente para ¡¡¡Ver cómo va mi tema!!! Primero, la máquina infernal:

– ¡Bienvenido a Orange! ¿Tú consulta es sobre el número desde el que nos estás llamando?
– Sí (es una máquina, no admite otra cosa…)
– Por favor, explica el motivo de tu llamada…
– Baja de una línea
– ¿Qué tipo de línea quieres dar de baja: una línea móvil o una línea de ADSL o fijo?
– Móvil
– Te paso con el operador adecuado para tratar tu consulta…

Pero no me pasa con Tranquilidad Orange… He dicho “baja de una línea y me cambian de división. Me pasa con León y no puedo decir ¿Cómo va lo mío? Tengo que explicar la historia. La incrédula operadora que ha escuchado atentamente mi historia, no da crédito a lo que oye y se pone manos a la obra…me retiene la llamada para hablar con Tranquilidad Salamanca…

Ahora será León quién resolverá mi incidencia, tralará
Voy a recuperar mi móvil, tralará…

– No te preocupes, Francisco, que ya he hablado con Tranquilidad Salamanca y le he contado toda la historia y te van a resolver el problema. Te va a enviar un mensajero a recoger tu móvil, te dejarán uno igual de sustitución hasta que esté todo resuelto.

Te enviarán un mensajero a casa, tralará
Resolveremos tu problema, tralará…

Me pasan desde León con Tranquilidad Salamanca (The Neverending Story)…

– Verás, Francisco. Hay una incidencia que se ha cerrado porque es muy antigua (¡Jajajaja… del 26 de enero, por lo menos!). Después se han abierto varias incidencias. La última es de ayer tarde. Se abrió para el servicio técnico y estamos esperando respuesta…
– ¿Qué respuesta?
– Pues ver cuál es la solución al problema….
– La solución es enviarme la bandeja de una p#@ vez ¿No? Eso creo que se resuelve en menos de 24 horas…
– Sí. Te entiendo. Pero es el servicio técnico el que tiene que decir qué hacer…
– Y, lógicamente, si el servicio técnico decide resolver el “problema” y enviarme la bandeja, la enviaréis a Madrid, aunque yo, después de haber pasado un mes casi, he dicho que ya no estoy allí… ¿Verdad?
– Sí claro. No se puede variar la dirección de entrega…
– Ni se puede cerrar la orden ¿Verdad?
– Claro. No se puede cerrar. Y si se cierra, no se puede abrir otra hasta pasadas 24 o 48 horas…

La dirección de entrega no se puede cambiar, tralará
La orden de reparación no se puede anular, tralará…

– Bueno, pues por hoy yo creo que ya vale. Puedes tomar nota de que voy a ser uno más de los cientos de miles de usuarios que el año pasado decidieron abandonar Orange y, además, en mi caso, de por vida, te lo garantizo. El año pasado fuisteis una de las compañías que más líneas perdió. Este año parece que vais por el mismo camino…
– Francisco, la incidencia la tiene ya el servicio técnico. Lo cierto es que no sé por qué está pasando esto. Yo no puedo decirte qué va a ocurrir porque es el servicio técnico quién dice lo que hay que hacer…
– Bueno, yo sí te puedo decir qué va a ocurrir: el servicio técnico no va a hacer nada, como hasta ahora. Yo voy a seguir sin móvil… bueno, no. Voy a comprar una bandeja en una tienda on-line y la voy a tener en 24 horas. Después, me marcharé de Orange. Y ahora cuando cuelgue, si no quieres que te ponga bastante mal, no me pases con la encuesta de satisfacción…
– Buenos días, Francisco…

El servicio técnico resolverá el problema, tralará
Te vas a quedar sin móvil, tralará…

(To be continued…)

Anuncios

5 pensamientos en “TRANQUILIDAD ORANGE: VAMOS A CONTAR MENTIRAS TRALARÁ…

  1. Raquel dice:

    A mi me llamaron y me ofrecieron un Samsung S7 ni 2 meses tiene y ya empezó con problemas en la pantalla, lo mandé al servicio técnico y me dieron un S6 de sustitución, al cabo de los días me lo devolvieron un móvil de 800€ envuelto en un folio con una goma que se supone que venia así del transporte, lo abro y pantalla nueva le doy la vuelta todo lleno de porquería, cuando acabo de limpiarlo me lo habían rayado por detrás, en la tienda me lo revisaron no presentaba daños cosméticos (obvio tenía días el teléfono) en el papel que venia envuelto el teléfono ponía, palabras textuales: presenta daños cosméticos por uso.
    USO? si lleva más tiempo en el servicio técnico que en mis manos.
    Ahí no acaba todo cuando entregue el teléfono funcionaba perfectamente excepto por su problema en la pantalla, cuando lo recibo no me lee la tarjeta SIM, y no es problema de la tarjeta ya que la he probado en otro terminal, osea que me arreglan una cosa y me estropean otra más una raya de regalo por cortesía suya, llevo como un mes esperando mi teléfono y me han dicho que me darán uno nuevo pero veo que está la reparación en curso entonces no se que puede pasar… se llama tranquilidad de Orange y lo que menos estoy es tranquila

    • Francisco Q. Turpín dice:

      Bienvenida al Club Tranquiladad Orange, Raquel!!! Bueno, aunque…, a decir verdad, yo ya no pertenezco al club…lo abandoné a primeros de año. Me cambié a otro sin darles opción a estos… A su pregunta ¿Por qué se marcha? Mi respuesta fue «repasen mi historial o lean mi blog».
      Por cierto, curiosamente, mi mujer tiene un S. G S7 edge y… a los dos meses le da problemas la pantalla… Miedo me da cuando vayamos al servicio técnico (aunque ahora no es Orange!).

      Muchas gracias por tu relato-comentario!

  2. Julio dice:

    Buenos dias, veo que no soy el unico que le ha pasado lo mismo, yo lo titulo, La gran estafa naranja, yo tengo secuestrado mi s6 edge desde hace dos meses en orange, y llevo como 70 llamadas, sin exagerar , me conozco a todos los operadores de salamanca, yo los llamo el departamento de intranquilidad, hasta ahora no sabia lo caro que podia ser de una operadora que es la predecesora de wanadoo, pero ya me he dado cuenta, Yo me considero una persona muy paciente, pero con esta gente , yo creo que habria que expulsara orange de España. Estoy hasta por hacer una web http://www.orangefueradeespaña.com porque se basan en el engaño y la trampa para ganar mucho dinero.
    Yo sigo con mi lucha contra ellos.
    Ya os contare el final… tranquilos…

    • Francisco Q. Turpín dice:

      Bienvenido al Club, Julio (aunque debería no debería darte la bienvenida… pero bueno.. ¡es lo que nos toca!)! Yo ya estoy fuera, pero, sinceramente, creo que ellos salieron perdiendo… su nefasta actitud me echó fuera… ¡para mucho tiempo, espero!

  3. […] TRANQUILIDAD ORANGE: VAMOS A CONTAR MENTIRAS TRALARÁ… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s